El 25 de enero de 1677 la noticia corrió rápidamente de boca en boca: de una tinaja de vino estaba brotando vino sin parar. El inexplicable suceso ocurría en Alcobendas durante sus fiestas patronales en honor de la Virgen de la Paz. Las provisiones de vino para las fiestas se habían acabado y, de repente, sucedió el extraño acontecimiento ante decenas de testigos. La iglesia católica acabó atribuyéndolo a un milagro de la patrona cuyos devotos se multiplicaron. Cada 24 y 25 de enero el portentoso hecho es recordado. Nos hemos preguntado si, más de tres siglos después, aquel suceso realmente sigue siendo considerado milagro. Por eso hemos estado en los actos tradicionales de las fiestas patronales de Alcobendas y hemos hablado con miembros de la Hermandad de la Virgen de la Paz. ¿Un milagro? ¿o hay otra explicación?

Suscríbete a NortevisionMadrid
Recibirás información de los últimos reportajes publicados en la web.
We hate spam. Your email address will not be sold or shared with anyone else.
Compártelo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies